Ayer estuvimos en la Gala de los Premios Ninfa, pues decidimos tener una escapadita romántica y relax por Barcelona.

Estuvimos en la zona relax del hotel en una piscina cubierta con diferentes chorros, también tenia sauna.

Fuimos a visitar el santuario de la Virgen de Montserrat. Una zona muy tranquila y muy bonita. Preciosas vistas e impresionante paisaje.

Me ha encantado compartir esta experiencia con mi niño, mi tesoro!