El fin de semana pasado estuvimos en el chalet de mis padres celebrando el cumple de mi padre.

Allí pudimos disfrutar del sol, la piscina, de la naturaleza y lo mejor de todo de una compañía de lujo.

También disfrutamos del primer chapuzón en la piscina.

Mola!